La FAO y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

La FAO ha participado activamente en el proceso de la agenda de desarrollo post- 2015, apoyando a los Estados miembros y a todas las partes interesadas, aportando conocimientos técnicos especializados basados en la visión de la Organización de un mundo libre del hambre y la malnutrición, donde la alimentación y la agricultura contribuyan a mejorar el nivel de vida de todos, especialmente de los más pobres, de forma económica, social y ambientalmente sostenible.

Mensajes clave de la FAO:

  • Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ofrecen una visión de un mundo más justo, más próspero, pacífico y sostenible, en el que nadie es dejado atrás.
  • En los alimentos –en cómo se cultivan, producen, consumen, intercambian, transportan, almacenan y comercializan– se encuentra la conexión fundamental entre las personas y el planeta, y la vía hacia el crecimiento económico inclusivo y sostenible.
  • Sin un rápido progreso hacia la reducción y eliminación del hambre y la malnutrición en el año 2030, no se puede alcanzar todo el abanico de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Al mismo tiempo, lograr los otros ODS allanará el camino para acabar con el hambre y la pobreza extrema. Podemos avanzar más rápido si trabajamos juntos.
  • La batalla para acabar con el hambre y la pobreza debe combatirse principalmente en las zonas rurales, donde vive casi el 80 por ciento de las personas que padecen hambre y los pobres del mundo. Para ello, tenemos que mostrar una voluntad política fuerte y al mismo tiempo invertir en los principales agentes de cambio: los pequeños productores, agricultores familiares, mujeres rurales, pescadores, comunidades indígenas, los jóvenes y otros grupos vulnerables o marginados.
  • Es posible erradicar el hambre para 2030. Esto requiere una combinación de inversiones a favor de los pobres en agricutura sostenible y desarrollo rural y medidas de protección social para sacar inmediatamente a la gente de la subalimentación crónica y la pobreza.
  • Hay más gente que alimentar con menos agua, tierras de cultivo y biodiversidad. Pero el mundo produce alimentos suficientes para todos. Tenemos que transformar los actuales sistemas alimentarios, que emplean una elevada cantidad de insumos, para hacerlos más sostenibles –incluyendo la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos– a través de una mejor gestión y mejores técnicas en la agricultura, ganadería, pesca y silvicultura. La agricultura también tiene un papel importante que desempeñar en la lucha contra la desertificación y otros impactos negativos del cambio climático.
  • Con su experiencia y sus recursos, la FAO está en una buena posición para ayudar a los países en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la mayoría de los cuales están relacionados con la labor de la FAO. No podemos dejar pasar la oportunidad de convertirnos en la Generación del Hambre Cero.

Hoy se producen alimentos más que suficientes para alimentar a todo el mundo, pero cerca de 800 millones de personas padecen hambre crónica. Ya que la asequibilidad de los alimentos se relaciona en gran medida con los ingresos, garantizar el acceso a los alimentos sigue siendo uno de los pilares fundamentales de la seguridad alimentaria y la agenda de la lucha contra la pobreza en general.

Descargar informe

Información relacionada

 

 

 

[ Volver ] [Contactar] [Registro gratuito Novedades]