La ciencia y los objetivos del milenio

En las útimas semanas la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco ha ido publicando una serie de articulos breves sobre este tema.

Realmente nos parace un aporte a la cooperación y al desarrollo del primer nively les queremos compartir todos ellos:

  1. Ciencia y desarrollo I
    La relación entre ciencia y desarrollo es algo más compleja de cómo se suele pensar, pero esa relación existe, máxime desde el siglo XIX, y muy especialmente durante el siglo XX y la actualidad. No toda la contribución de la ciencia al desarrollo de los países y al bienestar de la humanidad ha venido de la mano de innovaciones industriales. Éstas han sido muy importantes, por supuesto, y el ejemplo de la electricidad es palmario. Pero si hoy la agricultura es capaz de alimentar a más de seis mil millones de seres humanos también es cosa de la ciencia. Y si hemos sido capaces de poner a raya a muchísimas enfermedades infecciosas, ello se ha debido a la ciencia
  2. Ciencia y desarrollo II
    Hasta el siglo XIX los descubrimientos científicos apenas tuvieron consecuencias materiales o económicas. El desarrollo de la humanidad, en sus aspectos materiales, no se vio significativamente mejorado por la ciencia. Desde mediados del siglo XIX y a lo largo de todo el siglo XX, sin embargo, la ciencia ha transformado la faz del mundo.
  3. Ciencia y desarrollo III
    La salud es otro terreno en el que la ciencia ha ejercido un efecto determinante sobre el bienestar de los seres humanos. Antes de disponer de los modernos métodos de diagnóstico y tratamiento, a menudo basados en una aparataje sofisticado y de complejo fundamento tecnológico, ya se habían producido avances significativos en materia de salud. Los trabajos de John Snow y su mapa del cólera en Londres, y de la enfermera y estadística Florence Nightingale, ambos en el siglo XIX, constituyeron la base de la moderna epidemiología.
  4. Los objetivos del milenio
    Las Naciones Unidas se propusieron a comienzos del tercer milenio la consecución de unos ambiciosos objetivos para el conjunto de la humanidad. Esos objetivos se referían, principalmente, a los países pobres. Y marcó 2015 como el primer hito en el camino hacia el desarrollo.
  5. Contribución de la ciencia al cumplimiento de los objetivos I
    Al margen de lo señalado en la segunda y tercera entregas de esta serie en relación con el papel de la ciencia en el desarrollo de la humanidad en su conjunto, hay también numerosos ejemplos del impacto de la ciencia y la tecnología en los países pobres durante los últimos años. El más importante, quizás, es el de la mejora en el control de enfermedades. El sida, la malaria y la tuberculosis han sido dianas de la acción de nuevos tratamientos. Fármacos antirretrovirales de bajo coste han permitido salvar muchas vidas de personas contagiadas con el VIH. La transmisión del virus de madre a hijo ha bajado de forma significativa con el desarrollo de nuevos protocolos farmacológicos y tratamientos. Y por otra parte, se han desarrollado nuevas medicinas para tratar la tuberculosis multirresistente a antibióticos.
  6. Contribución de la ciencia al cumplimiento de los objetivos II
    Los avances habidos en materia de salud, alimentación, tecnología y medio ambiente citados en la anotación anterior se han producido sin que la ciencia y la tecnología fueran nombradas de forma explícita en los objetivos que se marcaron para 2015. En este momento, sin embargo y como se ha dicho, la propuesta que está sometida a discusión sí incluye mención expresa de la importancia que se concede a la ciencia y la tecnología de cara a conseguir ulteriores objetivos.
  7. Los riesgos de cara a la agenda para 2030
    En los dos capítulos anteriores (aquí y aquí) hemos visto que, efectivamente, la ciencia y la tecnología han cumplido un papel muy importante durante los últimos años en pro del desarrollo y de la lucha contra la pobreza y la enfermedad en los países más pobres del Mundo. Y por lo mismo, es previsible que en los próximos años ese mismo efecto pueda seguir produciéndose. Sin embargo, también pueden surgir nuevas dificultades o acentuarse algunas de las ya existentes.
  8. El papel de la ciencia en la extensión de la democracia y los derechos humanos
    He señalado en una anotación anterior que la influencia de la ciencia y la tecnología sobre el desarrollo socioeconómico de los países, principalmente occidentales, no se ha limitado a los aspectos materiales y de salud, sino que la misma Ilustración no podría entenderse sin su contribución. Por ello, a la hora de valorar el papel que puede tener sobre el cumplimiento de objetivos de desarrollo, no debe desdeñarse su posible influencia en la configuración de sociedades abiertas, libres y democráticas.

Para estar pendiente de cursos sobre esta temática les sugerimos usar este enlace

 

Escuela de Cooperantes de Formación IB

 

 

 

[ Volver ] [Contactar] [Registro gratuito Novedades]